La edad de los cambios

La presencia de los poderes provocó una serie de cambios en los preceptos que gobernaban la realidad que afectaron a todo aquello que existía en su interior. Mientras esta se reformulaba a su alrededor, el conocimiento del hombre se veía forzada a adaptarse a cada nueva alteración del paradigma previamente establecido.
Las razones que hacían funcionar sus máquinas cambiaban constantemente haciendo que estas fallasen. Mientras tanto, los reyes eruditos se veían forzados a reescribir sus códices científicos ante cada nuevo cambio en los principios físicos y conceptuales que regían el universo.

Las últimas teorías formuladas alrededor de las llamadas poderes primarios (entre los que también incluiríamos al mismo Destructor y sus huestes) parecen apunta a que, si bien no tienen una relación directa con el nacimiento de la humanidad, sí que han podido demostrar un cierto interés en ella en momentos concretos y puntuales de la historia.
Estos mismos estudios aventuran que los kayain podrían haber sido la materialización física de esa curiosidad y, quizás, un intento de alcanzar un estado de comprensión, interacción y empatía por parte de alguno de ellos.

-8814: Se produce el primer contacto directo de la humanidad con los nuevos conceptos a través del advenimiento de Ilyos, más adelante conocido también como Málander, el primero de los kayain. Su llegada se produce en la ciudad de Olmug (situada en la ubicación de la actual Jorgh) capital de la nación de Rintay.
La humanidad se divide en su apreciación sobre estas criaturas entre quienes los ven como un nuevo estado que alcanzar y quienes muestran recelo y un cierto temor ante su existencia y su razón de estar aquí.
Con el trascurrir de los siglos se continúa produciendo la llegada de nuevas criaturas en distintos lugares del mundo, cada una de ellas única y diferente tanto en forma como en capacidades e intereses, pero a todos se les cataloga como kayain.
En total se calcula que su número no supera la veintena, pero existen sospechas de que puede haber más de ellos con forma humana que no se hayan dado a conocer como tales.
El poder crudo de estas criaturas supera con creces el de la humanidad, aunque existe un cierto equilibrio de fuerzas y capacidades si se tiene en cuenta la ciencia y tecnología humanas. Es por esto que se llevan a cabo acusaciones de sabotaje y de un ataque velado debido a los cambios que se producen en este campo.

-6833: Una vez consolidada la nueva realidad y los principios que la gobiernan, y pese a no contar con el beneplácito de todas las naciones con los términos del mismo, se plasma de manera oficial un acuerdo de alianza entre la humanidad y los nuevos conceptos, así como las condiciones de esta coalición.
La relación, comprensión y percepción que poseen los kayain con la misma estructura del nuevo universo se complementa de una manera perfecta con la inventiva y capacidad de creación humanas. Gracias a la colaboración entre todas las partes, la humanidad se encamina hacia una segunda edad dorada.