La edad moderna II

-854: El grupo expedicionario independiente liderado por Lag'Tsat llega hasta el matriarcado de Nivar en su búsqueda de las ruinas de Stergión.

Así como se desconoce cuándo dio comienzo esta expedición, cuál fue su fuente de financiación, o la composición original de los miembros de la misma, los datos que se han ido recabando a posteriori parecen apuntar a que Tsat sabía la ubicación aproximada en la que se encontraba su objetivo.
Existen sospechas de que él ya había nacido cuando la ciudad era la capital del imperio ailanu.
Pese a que se desconocen los términos concretos, se sabe también que Tsat alcanzó un acuerdo con la ogarn Imanion Natlos sobre los derechos y beneficios de cada una de las partes sobre aquello que hallase en su expedición.

-851: Denizern, Ârictar y Talérien junto a sus territorios pasan a convertirse en provincias con plenos derechos de Rearem.

Existen especulaciones acerca de los motivos de cada una de las partes a la hora de la anexión.
Sí que existen registros de que gran parte de las provincias reani habían contraído cuantiosas deudas con las explotaciones mineras de las naciones independientes, por lo que se sospecha que, tras no lograr alcanzar un acuerdo puramente económico con el que satisfacer estas deudas, se produjo un acuerdo del que ambas partes salieron favorecidas.
El hecho de que, durante mucho tiempo, estas nuevas provincias disfrutasen de una notable autonomía en temas económicos favorece esta tesis.
Por otro lado, y dada su situación geográfica, también se baraja el hecho de que no se les presentase otra alternativa entre esta opción o la anexión forzosa.

-842: Loas ruinas de la ciudad de Stergión son halladas por la expedición de Lag´Tsat cerca de la ciudad costera de Kayatami, en la frontera con Goord.
Esta ubicación obtiene el estatus de ciudad estado con lo que se independiza del matriarcado.

-792: El teócrata Malik Oreh de Goord lidera la tercera cruzada contra Saliria.

-791: Estallan nuevos conflictos entre la nación maleri de Dagorel y los clanes zulera que conduce sus pastos cerca de su frontera.
Raygar, caudillo del clan Istgregor se reúne tanto a Dairus como con Lireo Nuar, señor de nación maleri de Ashgurn, tratando de establecer un tratado de alianza e invocando el El pacto de Áractur.
Estas conversaciones no resultan exitosas.
A quien logra conmover Raygar es a Hamnet, uno de los hijos de Dairus y Channari, quien se ofrece a sí mismo y a sus tropas para intervenir y tratar de mediar en el conflicto.

La tercera cruzada finaliza tras el fallecimiento del teócrata.

-783: Tras el asesinato de Migkor Isdal, embajador sistelano en Nuyancor, el serset Togor de Sistela declara la guerra a la nación vecina.

-782: Hamnet es herido, capturado y retenido como rehén por las tropas de Dagorel.

-780: Hamnet fallece mientras permanece retenido debido a una complicación con sus heridas.

Nuar permitió a Dairus la recuperación del cuerpo de su hijo para este fuese sepultado bajo el rito de Arcthuran. El gobernante de Beretear se comprometió a intervenir en el conflicto una vez terminado el periodo de duelo.

Cuenta el folclore que, de no haber llegado a un acuerdo para cuando llegase ese momento, Dairus amenazó con ocupar los territorios de ambos e imponer a un gobernador externo que sólo respondería ante Beretear para gestionarlos.

La escasez de textos que documente la historia oficial de Beretear durante estos momentos, no ha impedido que sea público que el fallecimiento de Hamnet significó un duro revés para el patriarca de “Trollellom”. Una de las preguntas que tampoco ha obtenido respuesta es la edad de Hamnet en el momento de su muerte.
Se desconoce si heredó de alguna manera la longevidad de su padre, o si se periplo vital fue más convencional.
Channari, la compañera de Dairus, se alejó de su lado para jamás volver. Otros dos de sus hijos, Talaisa y Vagmar también abandonaron la ciudad de las alturas, se desconoce si siguieron el camino de su madre o si sus sendas se separaron.
De entre sus familiares sólo su hija Belerit permaneció a su lado. No se le han conocido compañeras o descendencia posteriores. Si excluimos su relación con Lag'Tsat, otro inmortal, apenas se le conocen interacciones puntuales con el resto de gobernantes, más allá del protocolo y las relaciones puramente institucionales.

Al igual que con Hamnet, y pese a que se ha especulado ampliamente acerca de su supuesta inmortalidad, se desconoce el paradero de todos aquellos que se fueron, así como los detalles acerca de su herencia.
A lo largo de la historia se ha querido asociar con los hijos de Dairus con diversos personajes históricos de épocas posteriores, pero estas historias siempre han carecido de cualquier tipo de rigor o datos objetivos sobre los que sustentarse.

-779: Se firma el cese de las hostilidades entre los clanes zulera y Dagorel. Los clanes Istgregor, Vorst, Goenyamat, Herset y Osralath se asientan en las tierras limítrofes de Ashgurn y fundan la nación de Hanrath.

-776: Durante la última noche de Aracthur se produce el “Evento de Edera”. Los habitantes de las aldeas cercanas a las ruinas de la ciudad-puente desaparecen o mueren.

En el único testimonio escrito que se conserva de uno de los testigos anónimos del evento se puede leer:

“Sobre el rio, el cielo se desvaneció. La oscuridad era desgarrada y su agonía se hacía mía. Yo era la nada, el vacío y el todo. El lienzo sobre el que se plasma la existencia, la ausencia en su forma más pura, la lúcida locura de quien desconoce su propia existencia. Moría y era sustituido por otra cosa. Por algo que no era, por aquello que no puede describirse o padecerse ya no es. Por la no existencia.
El cielo sangraba, pero sus fluidos carecían de color o textura, de fluidez o movimiento.
No miré. Mirar era comprenderlo todo, era enloquecer, era dejar de ser. Aún así comprendía. Sólo era une pequeña fracción de la verdad, pero era suficiente.
No hay esperanza, no hay equilibrio o justicia, no hay salvación. Todo aquello en loa que creíamos era mentira, jamás tuvimos una oportunidad.”

El Evento de Edera se prolongó durante cerca de cinco años. Durante este tiempo, el cielo sobre la ciudad y sus alrededores dejó de ser. No había luz sobre aquel lugar, tampoco oscuridad. Su lugar fue ocupado por algo cuya sola visión causaba la muerte o la locura. Unas texturas y colores que dañaban la vista y la mente. Hablar o incluso pensar sobre ello desembocaba en una agónica desesperación. Tratar de comprenderlo llevaba al suicidio o la demencia.

Según la descripción que hace de este evento otros de los textos anónimos que se conserva de la época:

“Algo se acerca. Algo que jamás ha sido, que jamás ha existido, nos atrae hacia el olvido. La no-presencia se expande desde lugares vedados a nuestros sentidos o nuestra imaginación. La nada. El no-ser nos atraviesa y nos cambia. Aquellos afortunados no sobreviven a su contacto y su agonía es breve. Quienes carecen de tal fortuna son atraídos por el no-lugar, por lo que sólo puede alcanzar quien ha dejado de ser.

Para ello tratan de abandonar todo lo que han sido, tratan de dejar de existir. Dejar de ser hija, esposo o madre. Dejar de ser mujer, humano o miembro de cualquier colectivo. Dejar de ser. Dejar de estar. Abandonar la materia, emociones y pensamientos de los que están compuestos. Deshacerse de cualquier apego, ya sea este a quienes compartieron su vida, o a su propia carne, sangre y huesos.
Pero no son capaces. No pueden dejar de ser, sólo pueden convertirse en otra cosa, en otro algo. En formas agónicas que sólo aspiran a aquello que jamás podrán llegar a alcanzar”.

Finalmente, sin explicación alguna sobre las causas de su origen o su final, la herida en el cielo se cerró durante la última noche del año. Una noche que se prolongó durante más de cien horas.
Este final se produjo en fechas cercanas a otro evento igualmente traumático para los menetianos.

-771: Fallece a los doscientos treinta y nueve años Rodgar Vohn Meneter “El eterno”. Le sucede su hija Alesta de veinte años, su única descendiente viva.

El fallecimiento de su emperador fue un duro golpe para Menetia, pero no fue menos sorpresivo para sus vecinos. Diez generaciones de menetianos, naltorianos y reani no habían conocido a otra persona en el trono de Sunrath.

Pese a que se desconoce casi todo sobre ella, la rumorología atribuye su longevidad a su madre. Amila. Procedente de la provincia Reani de Râelt y miembro de la familia del Tahákrair, fue una persona que no se hizo notar en la vida política del imperio, pero que sí que se ganó el aprecio del pueblo con su apoyo al legado de Leibeth. También bajo su protección se fundaron los primeros hospicios para los más desfavorecidos.
Pese a que este apelativo no era del agrado de la iglesia, el pueblo la bautizó como “Kayna Ilsade Leanish”; La enviada de Lerián.

A lo largo de la historia y, más allá de la versión oficial, se han generado cientos de leyendas apócrifas acerca de la naturaleza de Rodgar, al igual que se le han atribuido a su fallecimiento todo tipo de relaciones con el Evento de Edera.
Gran parte de estas historias se han centrado principalmente alrededor de su a todas luces inhumana longevidad. Pese a que ninguna de ellas se ha basado en datos contrastables de cualquier tipo, eso no ha impedido que muchas de ellas hayan perdurado hasta la actualidad.

Sobre él se ha escrito que no nació de madre mortal, sino que fue enviado por los dioses para guiar el camino de la humanidad. Que le fue entregado a la familia del emperador para su custodia para que fuese criado como un hombre.
Otras voces afirman que su cuerpo mortal del vástago de la familia imperial sólo sirvió como receptáculo para la esencia de uno de los kayain.
En algunos círculos también se especula con la posibilidad de que este suceso se produjese cuando el heredero había alcanzado ya en su edad adulta, y que esta abducción no fue voluntaria.

Lo que es innegable es que de él se esperaban grandes cosas. Se decía que estaba destinado a enfrentarse y derrotar al señor inmortal de Trollellom para recuperar el esplendor del imperio. Que reconquistaría todo el continente y le otorgaría una nueva era de prosperidad.
Pese a que nada de esto llegó a materializarse, la noticia de su muerte despertó un profundo temor generalizado. Se interpretó como la señal de algo catastrófico que estaba por llegar. Algo aún peor que lo que se había producido en Edera. Por fortuna, estos temores también resultaron infundados.

Si bien es cierto que se ha escrito mucho más sobre la longevidad de Rodgar que sobre su legado como gobernante, y no es menos cierto que las expectativas de grandeza que le rodeaban jamás fueron satisfechas, no por esto se puede considerar su mandato como algo fallido.

Durante más de dos siglos la franja centra del sur occidental del continente se mantuvo en paz, alcanzando gracias a ello una considerable estabilidad cada una de las naciones que la componían.
Quien más se vio afectada de una manera negativa durante su reinado fue la iglesia. Pese a que los distintos Teogonistas de la iglesia Tayshari que ocuparon el cargo coincidiendo con su gobierno exigieron de manera reiterada una guerra santa contra Naltor o Saliria, este jamás cedió a las presiones de los religiosos.

El hecho de que no se le conozcan grandes obras, guerras, despilfarros arbitrarios o excesos, junto a que apenas se puedan encontrar anécdotas extraordinarias y verificables sobre su persona, ha hecho que también haya pasado a la historia bajo el apelativo de “El emperador invisible”.

-757: Málaster se alía con Nuyancor en su larga guerra contra Sistela.

-753: Sipskriel proclama la llegada del nuevo orden. Según este nuevo paradigma, su papel pasa a ser el de “Heraldo del cambio”.
Tras esta proclamación invade Nuyancor y Sistela.

-750: Nuyancor, Sistela y Málaster son conquistadas pasando a convertirse en provincias de Harst.

-741: En la provincia reani de Gardasyl se produce la primera gran alianza de tribus dengar bajo el liderazgo del caudillo Vimula Hi'Vridún.

Los dengar siempre han afirmado ser los descendientes de los habitantes originarios de gran parte de los territorios que ocupan Saliria, Rearem y Menetia. Según sus genealogías, los fundadores de las primeras tribus ya ocupaban esas tierras desde las eras previas a la llegada de los nalsai de Edarc.
Tras la caída del Gran Imperio sus reclamaciones territoriales comenzaron a intensificarse pero, lo disperso de sus núcleos de población, junto a su propia idiosincrasia cultural, les había llevado a no ser tomados como una amenaza real para las grandes naciones.
Los dengar podían ser una molestia pero no representaban ningún peligro. La llegada Hi'Vridún supuso un cambio drástico en este esquema.

Hasta aquel momento, las tribus, gobernadas por la casta sacerdotal de los de jarakanu siempre habían promovido una cultura de confrontación con el resto de los suyos. Los siervos de Koroktomoj despreciaban a quienes adoraban a Matektokoal. Quienes rendían culto a Jarletuktal saqueaban a los discípulos de Dustukan. Los “hijos” de Shaduktukumal esclavizaban a las huestes de Kushund.
Con la llegada del Vimla, el primer “Adshkerez”, el “Señalado por los jakaranu” las luchas internas cesaron y nació la primera encarnación de la “Dengaya Jakalay”; La nación dengar.
Partiendo desde las ruinas de la ciudad pirámide de Rishgarma, donde se fraguó esta nueva “nación”, las hordas de Hi'Vridún asaltan y conquistan la ciudad de Resna. A esta le siguió Neneslar, la capital de Gardasyl.

-726: Lag´Tsat logra descifrar, reparar y adaptar al paradigma actual los mecanismos que izaban Stergion y esta se eleva una vez mas.

Se han escrito cientos de textos alrededor de la figura de Tsat. Su ansia de conocimiento y su longevidad han provocado que se le sitúe indistintamente como el último de los padres o de los ailanu.
Al mismo tiempo su total indiferencia, cuando no directamente repulsa, hacia la notoriedad y la ostentación, de una manera harto irónica le han granjeado el apelativo de “inhumano”.
Pese a la obvia superioridad de Stergión en los diferentes campos del conocimiento, no se conoce ninguna tentativa por parte de Tsat de extender su poder, ya sea este político social o militar, o por ampliar sus dominios.

Por otro lado la nueva Stergión y su fundador, cuya percepción varia enormemente dependiendo de la nación o cultura a la que se consulte, son una anomalía llena de preguntas sin responder.
Mientras que el fundador es un héroe para unos y un maquinador que aspira a hacerse con el control global para otros, la consideración hacia su obra oscila de la misma manera desde un extremo hasta el opuesto.

El aislamiento al que condena su propia naturaleza a la ciudad, así como la escasa visibilidad de su gobernante, han creado para ambos una pátina de misterio, fascinación y temor a partes iguales.
Según a quién se consulte, Stergión es una utopía humanista, el centro de una conjura, el último vestigio de esperanza que le queda a la humanidad, la que desencadenará el final del Tercer Ciclo o una aberración contra todo lo “natural”.
Pese a la más que notable falta de información que poseemos, es harto improbable que sea cualquiera de esas cosas.

A lo largo de los siglos se han realizado acusaciones de todo tipo contra Tsat. Se le ha tachado de soberbio y oscurantista. De retener prisioneros a sus propios ciudadanos. De no compartir con el resto del mundo los descubrimientos que se hacen en Stergión e impedir que la humanidad en su conjunto pueda avanzar.
Asimismo el transito hasta la ciudad errante es harto complejo. Se especula que existen mecanismos ubicados en distintas localizaciones del mundo que llevan hasta la ciudad, pero sus localizaciones no son públicas y, caso de saber de ellas, pocos son los capaces de hacerlos funcionar.

-723: La rebelión de los dengar es aplastada en la provincia de Denizern. Para entonces ya han arrasado Yaglan, Talérien, Thaigen y Nush.

Con la derrota de los dengar y la muerte de Vimula también murió la primera encarnación de la Dengaya Jakalay. La casta sacerdotal regresó a las antiguas costumbres pero parte de los clanes se desvinculan de ella. Una nueva nación dengar nació. Pese a encontrarse esparcida por toda Rearem, Rishgarma se convirtió en su “capital”.

La relación de Rearem con los dengar también cambió de manera irremediable. Conscientes de la amenaza que puodía llegar a representar una nueva alianza de las tribus los Doyo Tahákrair decidieron formar un ejército profesional, las Legiones de Rearem.
En un inicio la creación de estas fuerzas armadas provocó la inquietud de las naciones vecinas. Con el paso del tiempo y tras alcanzar una estabilidad interna, esta fuerza ha terminado por convertirse en una de las principales fuentes de ingreso de varias de las provincias. Las mismas naciones que antaño recelaban del poderío militar de Rearem, en la actualidad utilizan estas mismas fuerzas como tropas mercenarias en sus propios conflictos.

-719: El filósofo e historiador Walur Latnaer, tras llegar a un acuerdo con el gobierno de Baern, funda la primera sede de la orden de Los Cronistas en la ciudad de Bran.

-691: Un consorcio de comerciantes de Menetia y Rearem liderado por el menetiano Cletus Sirom compra las ruinas del puente de Edera y los terrenos que lo rodean.

-683: Naltor invade y conquista la ciudad portuaria de Xultz.

-681: Menetia invade y conquista la ciudad portuaria de Xultz.

Situado en la desembocadura del río Gyverk que sirve como frontera entre Naltor y Menetia, el puerto marítimo de Xultz, quizás el más importante de toda la costa sur del continente, ha sido un bien muy ansiado por las dos naciones que lo rodean.
Por más proyectos que se han llevado a cabo con este fin, debido a la orografía de sus costas ninguna de los dos países ha podido tener un puerto de referencia. Ni el puerto de Sulgart ni el de Noguya han logrado satisfacer todas las expectativas para los que fueron creados.
Ya sea para el tránsito de las rutas comerciales o para albergar sus propias flotas, siempre han necesitado de astilleros y muelles situados en las islas cercanas a la costa.

-657: Se firma el “Tratado de Niaval”.

Tras varias décadas de conflicto por este fragmento de costa, el emperador Dalmesh Vohn Meneter y la orgus Annasté de Naltor acordaron declar Xultz como territorio neutral. De acuerdo a este tratado, ninguna de las dos naciones trataría de hacerse con su control.

Gracias a este acuerdo, Xultz alcanzó su anómalo estatus actual. Mientras que sus habitantes se consideran a sí mismos ciudadanos de una ciudad estado, de cara a Menetia y Naltor la ciudad es un protectorado de ambas naciones.

-642: Tras la reconstrucción del palacio de Edera y algunas de las infraestructuras situadas en el interior del puente, las rutas comerciales que atraviesan Edera se unen a la vía imperial. Algunas de las familias de comerciantes más poderosas de Menetia, Rearem y Naltor comienzan a adquirir terrenos dentro del puente para construir casas de postas, mesones y almacenes.
Sirom se convierte en el primer Imul Vagase de Edera; el “Príncipe de los comerciantes”. El palacio de Edera pasa a convertirse en la residencia del líder del gremio de mercaderes.

-639: Finaliza la construcción de las bahías en las columnas de Edera, lo que convierte a la ciudad en el puerto fluvial más importante del sur continental.

-578: El Teócrata Mutién de Goord organiza la cuarta cruzada contra Saliria.

-572: Daniseva desaparece.

La desaparición de Daniseva en pleno conflicto supuso un duro golpe para Saliria. Su sucesora y discípula, Elís Namayeva mantuvo vivo su legado impidiendo que el pánico y la incertidumbre desvirtuasen los preceptos sobre los que se había construido la nación.
Tras la desaparición de Daniseva la cruzada finalizó abruptamente.
En uno de los últimos sermones de Mutién, este proclamaba:

“La guerra santa nunca buscó la expansión y el poder, sino la defensa de lo que es correcto”
La impía afrenta que Daniseva propugnaba a todos los niveles con su mensaje dañino, junto a lo antinatural de su reinado y lo obsceno de sus proclamas, debían ser extirpados del libro de los pecados.
Hoy el pueblo de Saliria ha conocido el poder del creador y vuelve a ser dueño de su destino. Gâldaim se ha impuesto sobre quienes negaban su verdad y se mofaban de quienes proclamamos su mensaje”

Poco después de este sermón Mutien enfermó para morir escasos días más tarde.
Los documentos oficiales no aportan datos especialmente aclaratorios acerca de este suceso. Por otro lado se conservan una serie de textos apócrifos atribuidos a quienes lo acompañaron y documentaron sus últimos momentos. En ellos se narra cómo la enfermedad lo llevó hasta la locura y cómo, en su lecho de muerte, sus últimas palabras no fueron destinadas a su dios sino a pedir clemencia a Daniseva.

A su vez nada se sabe del destino final de Daniseva más allá de las habladurías del pueblo.
Llama poderosamente la atención que, en una cultura tan preocupada por el conocimiento, no exista ningún escrito o versión oficial documentada sobre el caso. Es precisamente esta falta de concreción la que provocó el surgimiento de diversas versiones alimentadas por la mera especulación tratando de detallar el suceso.

La versión mayormente aceptada es la que afirma que su desaparición nada tiene que ver con la cruzada; Simplemente su vida llegó a su fin.
Pese a su gran longevidad no era inmortal y falleció a los setecientos noventa y tres años de edad.

Más allá de las fronteras de Saliria se especula con otras posibilidades de todo tipo:
Desde que su fallecimiento fue causado por un experimento fallido, hasta huyó debido al hastía que le causaba el conflicto continuo.

Por otro lado, la versión oficial de acuerdo al gobierno de Goord es otra:
En cuatro ocasiones su pueblo había sido atacado debido a sus decisiones. A lo largo de los siglos miles habían muerto defendiéndola a ella y su ideario. Tras negar durante tanto tiempo lo equivocado de su camino finalmente vio la luz de Gâldaim.
Tras aceptar sus innumerables pecados, azotada por la culpa y el remordimiento no lo pudo soportar más y fue su propia mano la que puso fin a su existencia.

-563: Fallece Rodgar segundo. Su hijo Tavré Vohn Meneter se convierte en el trigésimo segundo emperador de Menetia.

-533: Tras no llegar a un acuerdo sobre los límites del acuerdos que llevaron a cabo sus ancestros, los derechos sobre la explotación de las minas de salisch de Thurgold les es retirada a las naciones continentales.
El gobierno de Thurgold asume todas las competencias sobre ellas y expropia todas sus instalaciones y propiedades a los comerciantes de Menetia, Naltor y Muliria.

-525: Estalla la guerra civil en Suslaer. Tras llegar al poder Zenrith segundo, sus hermanos Ilestos y Lastarte le acusan de haber acabado con la vida de su padre.

-524: Tavré Vohn Meneter exige el tratamiento de divinidad imperial. Su efigie es situada en la catedral de Sunrath, así como en todas las iglesias y capillas menores, a la misma altura que la de Tarakus.

En el imperio se instauró un sistema de castas creando una nueva estructura social. Sólo los kayne con una pureza mínima de tres generaciones podían ser ciudadanos. Las etnias foráneas carecían de cualquier derecho, ya fuese este el de portar armas, ser protegidos por el ejército o practicar sus cultos.

Con estas leyes el comercio desde y hacia Menetia quedó bruscamente interrumpido. Tan solo Edera, situada en el limbo geográfico y legal que le daba su estatus y el hecho de estar ubicada en los límites entre Rearem y Menetia, logró escapar a esta debacle económica.

Los mestizos se convirtieron en ciudadanos de segunda clase, viéndose obligados a pagar más impuestos que los ciudadanos. Debido a esto, gran parte de las zonas rurales fronterizas quedaron abandonadas.
Esta situación tampoco era del agrado de los nobles que veían como sus ingresos también se veían notoriamente mermados.

Lo precario de la situación del Imperio en aquellos momentos provocó el surgimiento de diversos movimientos de revuelta.
La hambruna había alcanzado ya a varias de las grandes ciudades del interior como Gleena, Farein y Markam. Se tiene constancia de más de una decena de revueltas campesinas en los últimos dos años del imperio. Pese a ser silenciadas todas ellas de manera brutal por el ejército, su número no dejaba de ir en aumento.

También se cree que el orgus Lisaer de Naltor, viendo la debilidad de su vecino, estaba preparando sus tropas para la invasión.

-522: Tavré Vohn Meneter muere a manos de los miembros del a llamada “Conjura de Sunrath”.

La figura de Tavré, sus excentricidades y la situación en la que dejó al imperio en sus últimos días han sido ampliamente documentados por el gobierno de la república que le sucedió.
Su desastrosa gestión así como su menosprecio hacia todo lo que le rodeaba, ya fuesen estas la naciones vecinas o sus propios súbditos, aislaron Menetia como nunca lo había estado.

Quienes han tratado de justificar en alguna manera el comportamiento de Tavre afirman que este padecía una serie de trastornos mentales que incluían la paranoia, los delirios de grandeza y la misofobia.

La tradición oral narra que tanto él como toda su familia fueron asesinados, pero todo parece indicar que este es un error que se ha transmitido durante generaciones. Pese a lo escasamente que se documentó este dato concreto, los indicios parecen apuntar a que fue la propia esposa del emperador quien acabó con su vida.
Laina Ifgar Meneter, a quien se ha llegado a apodar como “La dama de rojo”, permaneció al cargo del imperio el tiempo suficiente como para traspasar los poderes al gobierno de la nueva república. Tras hacer esto abandonó el país con sus tres hijos. De acuerdo a los documentos oficiales fue exiliada, aunque en algunos foros se especula con la posibilidad de que ella abandonase por su propia voluntad sus antiguos dominios.

Tras la disolución de la cámara de los nobles, el Vim Ubar o “Consejo de los arcontes” se convirtió en el órgano de gobierno. De cualquier manera, y pese a la apariencia de cambio, la nobleza, la iglesia y el ejército conservaban su poder de manera íntegra. Sus capacidades apenas vieron alterada más allá de a nivel estético. Su influencia en las, posiciones y las estructuras de poder apenas variaron.

Para el diseño del nuevo sistema de gobierno el Vim Ubar contó con el apoyo de Meriteo de Lesestar, miembro de la Orden de los Tecnócratas de Baern. La decisión de basar el modelo de la futura nación en las ideas de un extranjero provocó no pocas protestas por parte de los filósofos y pensadores menetianos. Irónicamente, gran parte de las ideas de Meriteo procedían de los escritos de Leibeth Ifgar Meneter.

Mientras los arcontes definían la línea ideológica y social hacia la que se movería la nueva Menetia, dividieron el antiguo imperio en las trece prefecturas provinciales que han perdurado hasta la actualidad. Cada una de ellas le fue entregada a uno de los nobles que habían participado en la conjura.

-517: Harst invade y conquista la nación de Suslaer.

-499: Las ruinas deshabitadas de la ciudad de Tashuke reaparece en su antigua ubicación. Una nueva pandemia asola Shinzay.

Gran parte de los nuevos nacidos durante este evento lo hicieron con malformaciones. Multitud de las madres perecieron en los partos y el pánico se adueñó de la nación.
Un texto de la época narra:

“Shinkage vuelve a caminar hoy entre nosotros y el señor de la podredumbre lo acompaña. Sólo el espesor de la bruma nos protege de su roce, pero ni siquiera esta sirve como protección ante sus ojos sin luz.
La oscuridad que desprende su mirada consume todo aquello sobre lo que se posa. Es una penumbra tangible que te hiela y desgarra desde dentro, que siembra en tu interior la semilla que lucha por abrirse camino fuera de ti, que te destruye lentamente sin que puedas hacer nada para luchar contra ello.”

Sea el regreso de Shinkage mito o realidad, lo cierto es se pueden encontrar múltiples relatos como este situados temporalmente alrededor de estas fechas.
La población de Tayan Namey, capital imperial de Shinzay, así como la de las ciudades de Shimizu y Nama Nayín resultaron diezmadas por la plaga.

Las naciones que Kylburn y Dayashu cerraron sus fronteras para evitar que la epidemia se propagase en sus tierras.

-481: Los Adeptos del Tanrakûl se hacen con el control de Tarnaq. Tánagos de Ionester se convierte en señor del dominio, voz y sumo pontífice de las teogonías de Haesh y Taranaqu; el primer Maesc Zahard.

-472: Tras varios meses de fricciones en la frontera entre Naltor y Menetia el Orgus Yrgael de Lar´Kain declara la guerra a Menetia.

Varias estaciones de sequía causaron que una nueva hambruna se propagase por las dos naciones. Como consecuencia de esto, los barcos que comerciaban por el Gyberc eran asaltados de manera constante. Debido a esto, los pequeños puertos fluviales eran evitados por los barcos mercantes.
De cualquier manera, al pasar por los puntos en los que eran más accesibles por aquellos más necesitados en ambas orillas orillas del río, los intentos de asalto eran frecuentes.

Quienes poseían terrenos de cultivo cercanos a estas orillas eran capaces de sobrevivir, pero necesitaban de milicias privadas para proteger sus cultivos de los saqueadores.
La suma de todos estos factores despertó las viejas rencillas que desembocaron en un nuevo conflicto.
En esta ocasión, pese a la declaración formal de las hostilidades, no se trató de una guerra abierta sino de una situación de constante tensión fronteriza entre ambas naciones.

-457: Tao Fan Lay, el último de los miembros con vida de la familia imperial de Shinzay, perece víctima de la plaga. Se forma el “Goen Alasi”, un gobierno temporal de emergencia para tratar de gestionar la nación en esta situación de crisis.

-412: Las naciones de Kylburn y Dayashu abren de nuevo el acceso a Shinzay al darse por concluida la plaga. El veto establecido para el tráfico marítimo y el comercio con sus ciudades costeras también es levantado.

-381: Lísister de Undalaya, sucesora de Álesteyr de Orcnost como Maesc Zahard del Dominio de Tarnaq, proclama el próximo advenimiento del Tanrakûl.
Sus tropas invaden Shattegar como primer paso en su misión de “preparar al mundo para el momento decisorio”.

-373: En vísperas de cumplirse un siglo del conflicto abierto, se oficializa y firma la paz entre Naltor y Menetia.

-353: Shemellom y Harst se alían con Shattegar en su lucha contra El Dominio.

-350: Fallece Lísister de Undalaya. Su sucesora Elistea de Gaunador continúa con la misión redentora.

El gobierno de Elistea se prolongó durante más de tres siglos. Como, paradójicamente, tiende a suceder con los inmortales, todo lo que rodea a su persona se encuentra sumido en el oscurantismo. Se desconoce la fecha de su nacimiento así como su procedencia real.

En su primera aparición en la ciudad de Gunador se la describe como una mujer cuya edad aparentaba rondar los cincuenta años, una descripción que no varía en ninguno de los grabados que se conservan en los que aparece plasmada su efigie.
Su confrontación con Sipskriel es la primera registrada entre dos inmortales a lo largo de la edad moderna.
Pese a los numerosos rumores que se propagaron a lo largo de las naciones que constituían la costa occidental del continente, promulgando una posible alianza entre ambos poderes, esta jamás llegó a producirse.
La posible fuente de estos rumores puede ser un documento en el que la señora del Dominio ofrecía al su rival un tratado de alianza para “moldear la faz del mundo para convertirla en el receptáculo de la utopía divina”.

De su mano llegó también hasta el dominio Kilgyr, el último de los shaygan de cuya existencia tengamos constancia, sobre cuyo lomo se construyó Caesh Tanar, el nuevo palacio-fortaleza-capital de la nación.
Pese a toda la literatura que existe acerca del uso de esta capital móvil como un transporte de tropas, no existen pruebas que avalen estas teorías. Por otro lado, sí que es cierto que la presencia de Caesh Tanar en el horizonte solía preceder en varios días a los asaltos de las tropas del Dominio. Su sola visión causaba el terror en aquellos que la contemplaban sabedores de lo que esto implicaba.

-347: Yanael de Urnkol, orbak de la provincia naltoriana de Badlerstein, arma una flota para la reconquista de los territorios perdidos en Thurgold.

-335: El control de las ciudades de Tarxis, Greyshard y Bélaster pasa a manos de las tropas del señor de Badlerstein. Proclama estos territorios como colonias naltorianas.
Raishar Hymmago es nombrado comandante de las fuerzas conjuntas de las ciudades estado de Thurgold.

-328: La orden de los Cronistas logra el estatus de organización independiente desvinculada del poder o la influencia de cualquier nación. La Biblioteca Infinita y su periferia pasan a ser una entidad independiente de la ciudad de Bran y el estado de Baern.

-321: Se firma la paz en Thurgold. Yanael de Urnkol renuncia a su títulos y terrenos, así como a cualquier vinculación con Naltor y pasa a convertirse en gobernador territorial de la nueva provincia thurgeni de Yarna.

-298: Friedrich Starkhaim, general de los "Krigen Shista", siguiendo las órdenes de Usbet Posaes, señor de la prefectura de Olmesta, lanza una ofensiva para conquistar Xultz rompiendo el “Tratado de Niaval”.
Tras varios meses de lucha se hace con el control de la ciudad.

-292: En Edera se reúnen las embajadas de Naltor y Menetia para debatir acerca de la situación de Xultz.

Menetia negó que el gobierno de la república tuviese nada que ver con las acciones de Posaes. Al mismo tiempo que afirmaba que no tomaría medidas contra él, también se comprometió a no tomar parte en su favor en caso de una represalia naltoriana, siempre que estas no se produjese en territorio menetiano.
Las negociaciones se vieron interrumpidas tras el fallido intento de asesinato sobre el embajador naltoriano.
Naltor declaró la guerra a Menetia una vez más.

-281: Un consorcio de comerciantes de Nivar, Goord, Tembi, Edirth Saliria y Baern comienza la construcción de una ciudad en la mayor de las islas del mar interno de Johrg.

-235: Finalizan la construcción de la primera fase del puerto de la ciudad estado de Johrg. El salirio Yisán Ilistov se convierte en el primer “Príncipe de los comerciantes” del Puerto libre de Johrg.

Pese a que el título es el mismo que el del regente de Edera, los gobiernos de ambas naciones no están relacionados.
Johrg se convirtió en un puerto libre e independiente de las leyes que imperaban en las naciones que lo rodeaban.

-231: Lapnier tercero de Edith firma un pacto de alianza con Elistea del Dominio en sus planes de expansión hacia el sur.

-227: En la llamada “Batalla de las planicies de Yun”, las tropas shunori de Edirth son derrotadas por las fuerzas de Sipskriel.
Siguiendo con su avance, el señor de Harst se adentra en Edirth hasta asediar Zalle; la capital de Edirth.

-225: Lapnier perece durante el asedio. Se cree que fue asesinado por uno de sus cinco hermanos. El nuevo gobierno temporal que se hace cargo de la regencia de Edirth rompe la alianza con el Dominio.
Tras este suceso, las tropas de Sipskriel abandonan Edirth para dirigirse hacia el frente de Shattegar dejando un pequeño contingente en Zalle como gobierno de ocupación.

-223: Edith queda sumida en la amenaza constante de una guerra civil entre los seguidores de cada uno de los cinco hermanos de su anterior regente y quienes apoyan al hijo de este como nuevo Manesh.
Pese al temor constante de sufrir represalias por haber roto su alianza con el Dominio estas nunca llegar.

-221: Fallece asesinado Arlan Fainsali de Edirth, quien gobernaba bajo la supervisión de las fuerzas de ocupación de Harst.
El pueblo se revela contra las fuerzas extranjeras.

-209: Zalle es liberada. Pese a que el shunori Ansún Irlistain se proclama regente de Edirth, el conflicto continua, esta vez bajo la forma de una guerra civil.

-199: Finaliza la guerra civil en Edirth. El bando de Gristhain primero, hermano del difunto Lapnier se hace con la victoria gracias a la alianza que ha formado con Tembi.
Edirth pasa a convertirse de facto en un protectora de la nación vecina. Gristhain, de setenta y ocho años de edad en esos momentos, se convierte a ojos de su pueblo en un títere de los mugebe.

-172: Comienzan a producirse migraciones masivas hacia el interior de sus naciones procedentes de los territorios que comprenden las fronteras entre Goord, Saliria, las Llanuras heladas y Tembi.

Los territorios conocidos actualmente como Werela comenzaron a cambiar. Se produjo el surgimiento de nuevas especies vegetales, así como la mutación de algunas de las preexistentes. El comportamiento de algunas especies animales también cambió debido a las alteraciones de su entorno. Con el tiempo, aquellas dotadas de una mayor ferocidad parecieron adaptarse mejor al nuevo entorno.
Debido a los cambios de la vegetación algunas de las especies herbívoras se vieron forzadas a migrar. Los cambios sufridos por algunas de las plantas que componían su alimento se volvieron dañinas para sus metabolismos. Las migraciones de algunas de estas especies provocaron que sus depredadores se viesen obligados a cambiar sus patrones de caza, volviéndose también más desesperados, voraces e impredecibles.
Las especies herbívoras que no fueron exterminadas y tampoco migraron a territorios más seguros se volvieron agresivas, dificultando su domesticación por parte del hombre.

Los relatos que han tratado de describir estos sucesos son confusos y, en ocasiones, contradictorios.
Donde unos hablan de una gran ola de calor, otros narran cambios bruscos en la climatología hacia ambos extremos.
Los más aventurados también hablan de “algo más”. De algo que escapa a nuestro entendimiento que afectó a todo. Algo que cambiaba todo lo que se encontraba en su radio de acción, ya fuese hombres, animal o planta.

En tiempos posteriores se ha especulado con la posibilidad de que estos cambios se debiesen a la filtración de parte de la esencia o “radiación” desde otro nivel de existencia a través de una grieta. Otra de las teorías que se maneja es que se trate de un solapamiento planar a pequeña escala.

Sea como fuere, la vida en aquel lugar se hizo muy complicada para el hombre. A aquellos que permanecieron en sus territorios natales y sobrevivieron, pese a que estudios posteriores han demostrado que no difieren del resto de la humanidad, en Goord y Tembi fueron tachados de aberraciones.
Las fronteras de estas naciones se cerraron para impedir que las causas de este cambio tuviese acceso hasta sus habitantes. El aislamiento de estos territorios se prolongó durante siglos.

-153: Un movimiento sísmico asola la zona Norte de Menetia. Pese a que su epicentro parece situado en las cercanías de Edera, y la ciudad sufre serios daños, la estructura del gran puente apenas se ve afectada.
En el interior de la provincia reani de Mitsulen el desastre deja al descubierto unas ruinas. Los estudios que han tratado de ubicar su origen cronológico ha estimado su antigüedad aproximadamente alrededor del siglo quince antes del inicio del calendario mecbarino.

Los clanes dengar de la zona, Utmag, Yosmalath, Disnoru y Nermanyanu, se asentaron en el lugar y reclamaron la propiedad de las ruinas, afirmando que se trata de los restos de Gurnash Wyslagan, el hogar de sus ancestros.

-151: Comienza la construcción de la gran muralla de Áldern bajo el mandato de la Raktarión Sismara Utmagesi,

Esta obra causó un gran revuelo en Rearem. El descontento de Unsul Uramesi, Tahákrair de la provincia, acerca de gran parte de las decisiones tomadas por el Harez Tahark del que formaba parte era público.
Los rumores sobre sus deseos de una mayor control sobre el destino de sus dominios han quedado plasmados en diversos documentos de la época que se conservan.
La toma de la decisión de su subalterno causó el surgimiento de numerosos rumores sobre la posibilidad de que Áldern aspirase a la independencia y desligarse del resto de provincias de Rearem.

-123: Stergión y Beretear firman un tratado de alianza. Se establecen embajadas recíprocas en ambas naciones. La ciudad errante fija su ubicación en las cercanías del gran pico de Qotziol.

La alianza entre dos inmortales fue recibida con una amplia disparidad de reacciones.
En el propio este continental las noticias fueron recibidas con una mezcla de expectación y cautela.

De manera oficiosa Dairus era el Gomo Rúnderak; “El señor de todos”. Pese a que jamás había ejercido el poder como gobernante absoluto, los antepasados de todas las naciones orientales le habían ofrecido simbólicamente su lealtad y la de sus pueblos.
Mientras que en lugares como Shinzay o T’Nar esta alianza se entendió como un acto simbólico de hermanamiento al que se adhirieron sus gobernantes, por otro lado, los gobernantes de Dagorel, Shirune, Muliria y Hanrath exigieron explicaciones sobre los motivos y condiciones bajo las que se había firmado el tratado.
El temor de una razón ulterior para este encuentro hizo aflorar la suspicacia en algunos de sus súbditos. Se le acusaba de tratar de reforzar la capacidad de su fuerza aérea con el fin de afianzar militarmente el poder que ostentaba como figura simbólica.
Las tensiones entre estas naciones y Beretear llegaron cerca de la crispación y se produjo una escalada militar por su parte que amenazaba con romper con el estatus quo.

Pese a que la trascendencia de este acuerdo en los dominios de “El golpeador”, todo parece apuntar que las noticias que llegaron hasta occidente fueron poco más que rumores traídos por los comerciantes que llegaban hasta los grandes puertos de Xultz y Vanistok.
Apenas se producían comunicados oficiales entre las naciones situadas a ambos lados de las montañas Zorak.

Ante los ojos de gran parte de los ciudadanos de Menetia, Dairus, el “monstruo inmortal” que había terminado con el antiguo impero, era quien gobernaba todo lo que se encontraba más allá de la cordillera que divide el continente, la gran nación a los que los menetianos denominan Trollellom.
Lo distorsionado y, en cierta medida, contradictorio que era el mensaje que llegó hasta ellos apenas era merecedor de ser tratado como una charla en las tabernas del puerto.

Stergión, por otro lado, era un mito. Un nombre que sólo asociaban con los restos reminiscentes de un pasado muy lejano. Las noticias sobre su resurgimiento medio milenio atrás apenas había llegado hasta la península. Al mismo tiempo, la escasa interacción de la nación errante con el continente había causado que la veracidad sobre estas noticias permaneciese en el terreno del escepticismo.

Mientras el pueblo discutía sobre la veracidad de estas historias, la posibilidad de que Dairus ampliase su poderío militar sí que preocupaba al Vim Ubar.
Desde hacía generaciones llegaban noticias de la guerra entre dos inmortales que se desarrollaba en el oeste. Aunque, dependiendo del momento y del informador, los motivos, la distancia, la intensidad y el alcance del conflicto difería, el riesgo de que, en algún momento, ese conflicto llegase hasta sus fronteras era algo muy presente en las transcripciones de sus consejos. La posibilidad de un nuevo conflicto en el este en el que se viesen involucrados otros dos gobernantes inmortales planteaba un escenario que comenzaba a ser preocupante.

-119: Se forma la primera encarnación del Álcest Nagosh.

Ante el hipotético escenario de que los conflictos de los extremos continentales pudiesen llegar a extenderse hasta la franja central, el Vim Ubar menetiano trató de crear una alianza militar entre las naciones situadas a lo largo de las montañas Zorak.
Sólo las provincias reani de Yaglan, Nush, Thaigen y Relen se unieron a Menetia en esta primera encarnación de la alianza.

-87: Estalla una guerra civil en Tembi. El puesto fronterizo de Mutai es asaltado por los seguidores de Areda Aeth, hija del Manesh Ratsen Áridar de Edirth, en su camino hacia la capital.

Tras años de negociaciones infructuosas tratando de salir de la “protección” de Tembi, las relaciones entre los shunori y los mugebe se habían deteriorado de manera drástica.
El gobierno de Ratsen tenía las manos atadas ante cualquier tipo de decisión relacionada con lo económico o lo militar, mientras los impuestos que debían pagar como retribución por la ayuda otorgada a sus ancestros estaba convirtiendo a Edirth en una sombra de lo que fue.

-79: Finaliza la guerra civil en Tembi tras la firma del tratado de Nem. Edirth vuelve a ser nuevamente una nación independiente.

-50: Elistea de Gaunador desaparece. Le sucede como Maesc Zahard Válaster de Orknost.

Las teorías acerca de los motivos de la desaparición de Elistea son múltiples y diversos, aunque los datos que se poseen sobre su destino son tantos como lo que conocen acerca de su origen.

Quienes defienden a ultranza su figura afirman que su desaparición se debió a haber trascendido de un estadio material que la limitaba. La escala de su lucha se elevó a otro nivel de existencia desde el que continua su tarea desde entonces. De esta línea de pensamiento surgió el cisma Elisteano promulgado por Anyante Rayel (Gaunador, Dominio Tarnaq 134, 181).

Otras voces más críticas, como pueda ser la de su sucesor, afirman que, con el paso del tiempo, la misma Elistea llegó a dudar del camino que había elegido y decidió auto exiliarse.
Desde antes de acceder al poder, la posición de Válaster, pese a no desmentir jamás los augurios de sus predecesoras, sí que cuestionó los métodos que métodos que habían utilizado para alcanzar el Tanrakûl.

Por otro lado, parte del folclore de las naciones del oeste continental narra como Sipskriel acabó con la vida de la señora inmortal del Dominio. El señor de Harst jamás ha confirmado o negado tales creencias.

Sea como fuese, tras la desaparición de Elistea como soberana del Dominio, este firmó la paz con las naciones vecinas. Más allá de esto, el nuevo gobierno se comprometió a resarcirlas económicamente.

-23: Un objeto procedente del cielo se estrella en Bra’Em’Kyg en uno de los picos del monte Klawe.

Estudios posteriores en el cráter surgido tras el impacto parecen indicar que en su interior existían restos de construcción humana. A día de hoy no existe unanimidad acerca de estos restos.
Mientras los datos recabados por el equipo de Áryster Lacom (Lashal, Baern 415, 463) indican que podría tratarse de las ruinas de la ciudad de Sheba, su colega Leitos Alsayaf (Ilistos, Bra’Em’Kyg 414, 481) sospechaba que estos restos podrían proceder del objeto que se estrelló.

0: La orden de los cronistas comienzan a usar el calendario mecbarino.

Creado por el cronista de origen menetiano Kalend Mecbar (Farein, Menetia -121, -40), esta manera de medir y ordenar el paso del tiempo se había estado utilizando de facto por parte de la Orden desde que Mecbar finalizase su proyecto del calendario universal.
En un intento por desvincular la medición del tiempo de cualquier efeméride, ya fuese esta social, religiosa o nacionalista, se optó por marcar el año cero como una cifra totalmente arbitraria carente de cualquier relevancia.

Se desconoce si de manera casual o intencionada, ese mismo año se firmó el Tratado de Urnkol, mediante el que ponía fin de manera oficial al conflicto entre Naltor y Menetia que se cuyo inicio se había producido casi tres siglos antes.
Esta paz era ya un hecho desde pocos años después de su inicio, pero no se oficializó hasta aquel momento.