El imperio ailanu

Tras la debacle provocada por el cataclismo, la humanidad se fragmentó como nunca antes lo había estado.
En esta época de desconcierto, no se alcanzó una nueva era de estabilidad hasta la llegada del llamado “Imperio ailanu”, pero esta estabilidad no estuvo exenta de conflictos.
Si bien están documentados gran parte de los eventos que poblaron su larga historia de más de dos milenios, no están igual de claros los motivos que llevaron a los ailanu, hasta aquel momento gente de ciencia sin aparente interés por el poder político, a embarcarse en una campaña militar que les llevaría hasta la conquista y sometimiento del resto de naciones.

Héroes o villanos, salvadores o tiranos, quienes han centrado sus estudios en la historia del imperio no han logrado alcanzar un consenso acerca de ellos. La carencia de un contexto cultural de referencia remotamente parecido a aquel en el que basarse, así como la amplia disparidad de criterios y acercamientos utilizados, apenas han sido capaces de aportar evidencias válidas para decantarse por unos y otros apelativos.
La existencia de diversos estudios cuyo objetivo parece ir más encaminado hacia la especulación sobre lo qué podría haber sido de la humanidad de no haber existido Airk, o en buscar motivos ulteriores a sus acciones, han condicionado en gran medida a aquellos que les siguieron y la percepción que actualmente poseemos de aquella época.

Si hemos de hacer caso a la especulación bajo la forma de reconstrucción/ficción histórica de dramaturgos, escritores o poetas como puedan ser Davos Jirah (Silias, Menetia -667,-625) en su obra “Airk o el auge y caída del primer gran imperio”, la motivación vendría dada por una mezcla de inmovilismo y soberbia.

La gran mayoría de los padres de la humanidad habían perecido y sus descendientes carecían del sentimiento de hermandad de estos.
Las vías de comunicación habían sido destruidas a casi todos los niveles y la ciencia que sostenía las grandes ciudades ya no era válida. La supervivencia, algo que, hasta aquellos días, se había dado por supuesto, se convirtió en lo prioritario. El descenso hacia la barbarie acechaba.

Ante esta situación, Airk junto a los denominados hijo de Ailán y Neima, los ailanu, decidió tomar el control de la situación.
La nación de Torquall no había resultado exenta de daños durante el gran desastre, pero se encontraba en una ubicación en la que los cambios axiomáticos habían sido menores. Desde allí, las mentes más brillantes que quedaban de entre aquellos que aún poseían la capacidad de comprender y adaptarse al cambiante funcionamiento del universo, iniciaron en intento de reconstrucción del mundo.
Tras más de dos siglos de aislamiento autoimpuesto y, una vez capaces de controlar lo ingobernable, comenzaron a redescubrir el mundo en el que vivían.

Antaño, como los reyes eruditos, habían asumido el papel guías en la sombra, consejeros de reyes, orquestando desde el anonimato el ascenso del hombre, pero en aquel nuevo mundo ese papel ya no era efectivo.
La ausencia de una figura unificadora fuerte, como fueran los padres, había convertido a la humanidad en una suma de individualidades. La semilla siempre había estado ahí, pero no habían sido capaces de verla hasta que había crecido más allá de su control. Las nuevas figuras de autoridad no sólo no requerían de sus consejos, sino que tampoco los atendían cuando les eran dados.
La humanidad había logrado algo más que evitar la barbarie sin necesidad de su ayuda, había evolucionado de una manera inesperada. En una dirección equivocada según la manera de concebirlo de los ailanu. Habían tomado una senda que se desviaba de su gran plan. Las alianzas que la humanidad había forjado con los kayain y los dragún adai les habían desviado del camino correcto.

Ante aquel escenario los reyes eruditos decidieron abandonar el papel de secundarios que habían tenido antaño para asumir el de guías. Si sus consejos no eran escuchados de buena manera, se convertirían en órdenes que sus hijos deberían acatar.
Esta curso de acción decidido no fue respaldado por todos los ailanu. Los métodos propuestos para detener la fragmentación de la humanidad provocaron, a su vez, un gran cisma que fragmentó sus propias filas. Aquellos que se negaron a aceptar la conquista y la fuerza como método para obtener sus objetivos decidieron abandonar el mismo apelativo de ailanu por el que siempre se habían referido a ellos para pasar a ser conocidos como los neimani,

Otros pensadores como Niela Dafir (Ton Kaheru, Trollellom -524,-469) achacan esta iniciativa a razones tan mundanas como puedan ser la decepción y la venganza.
Los kayain habían traído al Destructor hasta Daegon para luego desaparecer. No contentos con esto, sus nombres eran venerados y la humanidad había construido catedrales en su honor.
El conocimiento había sido sustituido por la fe, el saber por la creencia. Su posición había sido ocupada por aquellos que habían causado su casi total aniquilación.
Según esta línea de argumentación, las nuevas generaciones habían decepcionado a sus mayores, habían corrompido su legado y se habían aliado con el enemigo. No eran merecedores de regir o decidir el destino del mundo.

Lo que sí que parece indiscutible es que, ante la casi total desaparición los primeros hombres y mujeres, las nuevas generaciones mortales escogieron un camino que los separaba de la senda escogida por sus predecesores. Se baraja también la posibilidad de que hubiesen llegado a olvidar su misma procedencia.
El mundo había necesitado ser reconstruido casi desde sus cimientos. Según transcurría el tiempo la frecuencia de los desastres que se continuaban produciendo aumentaba, mientras que su impacto y escala eran menores y la humanidad había aprendido a tratar con ellos.

Las decisiones que había tomado la joven humanidad, ya sea sólo parcialmente o e su totalidad, no coincidían con los designios de los más beligerantes de entre los padres supervivientes. Estos trataron de devolver al mundo a su antiguo estado de esplendor, pero esta era una tarea a todas luces imposible. Los medios para tratar de alcanzar este objetivo provocaron, a su vez, una fragmentación entre sus filas.

Ciñéndonos a los datos cronológicos, la fundación del Imperio ailanu tuvo lugar con la proclamación de Airk como gobernante.

-4983: Airk se proclama dios protector de Daegon. Los ailanu dan inicio a sus planes de conquista.
Su escasez numérica y el freno que supone la oposición de las naciones neimani de Ranndayr, Dagorel y Kayrunen apenas ralentiza su avance imparable.

-4964: En menos de veinte años el continente de Nargión ya se encuentra bajo su control.

-4948: Finaliza la conquista y anexión del continente de Daegon que se ha prolongado a lo largo de otros quince años. La nación de Rashull es la última en caer.
En el nuevo imperio se prohíbe la adoración a cualquier entidad o fuerza a la que se pretenda situar por encima del hombre.
Todos los ciudadanos reconocidos por el imperio pasan a ser denominados ailanu sin distinción de sus etnias de origen.
Aquellos kayain y dragún adai que no oficializan su lealtad hacia el imperio son cazados y recluidos.

-4901: Se crea el Alaís Dajir (Ministerio del Conocimiento) cuya misión es la de reconstruir el Naludah Avanyali.

La facilidad con la que los ailanu se hicieron con el control de ambos continentes siempre ha provocado bastantes dudas acerca de la naturaleza pacífica que se les atribuía en origen, generando múltiples preguntas que, a día de hoy, permanecen sin respuesta.
De la misma manera, se hace muy complicado el concebir un único gobernante capaz de dominar absolutamente todo el mundo (más aún uno cuyas masas continentales duplicaban el actual).
¿Realmente llegaron a tener un férreo control sobre todo el mundo, o sólo tomaron control de aquellas naciones que les podían suponer una amenaza real?
¿Era la de la guerra una ciencia que también habían estudiado los ailanu?
¿Estuvieron las edades anteriores a la llegada del destructor pobladas también por conflictos bélicos?
¿El control que ejercías los primeros hombres y mujeres sobre su descendencia estaba basado en la fuerza?
¿Habían compartido todo su conocimiento con el resto de la humanidad, o siempre habían guardado para ellos mismos las armas que les asegurarían el control global?

Asimismo, se dice que la captura y reclusión de las especies no humanas sólo es una excusa para poder analizarlas, estudiarlas y diseccionarlas con más detenimiento e impunidad.

-4767: El imperio proclama la muerte de los tayshari a manos del Destructor. Esta afirmación lleva a su vez una verdad implícita que ni siquiera los ailanu pueden negar: La muerte es una fuerza que no puede ser negada. Pese a no se una creencia permitido formalmente en el imperio, el culto a Evyal no es perseguido.

-4626: Se construyen dispositivos para tratar de establecer contacto de nuevo con las colonias en otros mundo.
Se lanza al espacio cercano de Daegon la estación orbital Quesell.

-4550: Se descubre la existencia de un nuevo conjunto de entidades con características similares a las de los tayshari. Gracias a este descubrimiento, se profundiza en el conocimiento de los distintos aspectos de la oscuridad primaria. Estos aspectos reciben los nombres de Shayka, Hargos, Yrgassh, Cleafen y Galeass que, en eras posteriores, recibirán el estatus de divinidades.

-4549: Nityl, gobernador de la provincia imperial de Quedapoa, descubre junto a los miembros del Alaís Dajir la existencia de una dimensión intermedia entre planos (Plano material de Daegin y la Oscuridad Primaria), Nusureh y establece contacto con una nueva forma de vida que allí habita; un estado de existencia híbrido entre un concepto primario y un estado de consciencia vagamente similar al humano que bautizará con el nombre de jonudi.

-4539: Se realiza el primero intento de comunicación con los jonudi. El experimento no sólo resulta infructuoso, sino que causa la entrada de estas entidades en nuestro nivel de existencia y el nacimiento de una nueva entidad híbrida entre lo humano y lo jonudi; los yunraeh.
Quendapoa queda aislada en un estado de cuarentena.

-4525: Surge el primer domo jonudi en nuestra realidad emergiendo en la ciudad de Aldern y absorbiendo gran parte de su extensión. En meses sucesivos sucede lo mismo en Banyaku, Danyala y Hammath.
Se aíslan las ciudades y sus alrededores y se declara un estado de excepción.

-4500: El control de las provincias de Naragaz, Kayuren y Rashull le es arrebatado al imperio. Los edificios de gobiernos son tomados a la fuerza por un nuevo grupo, el Kinsay Ubami; La alianza de los pueblos libres.

-4499: Zulkien toma el control de la megalópolis de Daiyashi, situada sobre el monte Anarath en la provincia de Letnur, y se une al Kinsai Ubami.
Elementos clave del Alaís Dajir como Elís Maidar o Kenzo Iemazu rompen su alianza con el Imperio.

La figura y el surgimiento del Kinsai Ubami ha sido discutida de manera profusa por los historiadores.
¿Nació como movimiento organizado, o se trató de una confluencia casual de factores?
Parece claro que poseían agentes dentro de los estamentos militares y científicos de las naciones que se sublevaron, así como que aprovecharon la situación de desconcierto causada por la aparición de los jonudi para realizar su movimiento.
Asimismo, el hecho de no sucumbir de inmediato a los intentos de recuperación de las provincias parece indicar que sus simpatías no terminaban en los territorios en los que se mostraron abiertamente.
El nombre que adoptaron y la figura romántica que simboliza han provocado acalorados debates entre quienes los consideran una invención poética y quienes defienden su autenticidad.
Por otro lado, la escasa y deficiente información que ha perdurado sobre los grandes líderes e ideólogos de la alianza y artífices de la primera victoria; Thayranu, Guíldern, Dorf, Rendagar, Saiteken y Zulkien, han ayudado en gran medida a acrecentar su estatus de seres cuasi-míticos.
Pese a que no se conoce sobre ellos etnia, linaje o género, se les atribuyen textos y gestas de diversa índole. Se les llama los arquitectos del mundo moderno cuando, hasta donde se ha podido averiguar, a ojos de la historia sólo son una colección de nombres carentes casi de cualquier contexto personal más allá del Kinsai Ubami.
No se sabe con seguridad si los nombres por los que se les referencia les fueron otorgados por sus progenitores, si se trataba de seudónimos o si los usaban para honrar a alguno de sus predecesores. Ni siquiera se sabe a ciencia cierta si estos nombres fueron ostentados por una o por varias personas diferentes.
Por el amplio lapso del tiempo en el que se ubican las actuaciones de algunos de sus miembros, se ha especulado sobre esta última escenario, así como también se ha valorado la posibilidad de que perteneciesen a los padres o se tratase de alguna de las hibridaciones de estos con los conceptos.
Por último, también se hace referencia al descubrimiento de una “nueva ciencia” por su parte que podría haber anulado a la del imperio. Se ha llegado a hablar de ellos como los descubridores del arcanismo, pese a que todo parece indicar que este conocimiento no se llegaría a desarrollar hasta varios siglos después.

-4471: Nuevos domos jonudi surgen en Chaindar, Vindaya, Sindagar y Livsay.

-4467: Se formaliza una alianza entre el Kinsay Ubami y el imperio plasmada en el Pacto de Salaq.

Se ha especulado mucho sobre esta “paz”. La teoría mayormente aceptada hace referencia a una simple tregua ante la omnipresente e impredecible amenaza de los jonudi.
Se acepta que, de facto, existía una guerra entre la humanidad y Nusureh, aunque esta no habría sido una guerra convencional, al no existir un ejercito invasor como tal.
No hay documentados batallas entre ambas fuerzas. No al menos en el plano físico, pero sí que hay sospechas sobre la existencia de agentes infiltrados de los yunraeh en distintas instancias del poder político.
Asimismo, y de manera un tanto contradictoria, durante esta época de conflicto se construyeron las edificaciones más icónicas, tanto arquitectónica como tecnológica y estéticamente, del imperio.

-4447: Finalizan las obras de la ciudad de Edera.

-4435: Rendagar y Saiteken mueren en un atentado en la ciudad de Daiyashi.

-4214: Se documenta el uso por primera vez del concepto “arcano” o “arcanismo”. La primera persona a la que se aplica estos apelativos es a Inari Dwann. Poco más se sabe de esta mujer. Se especula con que puede tratarse de la primera estudiosa y practicante de la la llamada “ciencia arcana” pese a que las lagunas al respecto de este hecho son notables.

-4123: Situada originariamente sobre Torquail, Erghendor, la primera de las ciudades volantes imperiales, alza el vuelo.

-4115: El imperio cambia la sede de su capital a Erghendor.

-4087: Situada originariamente sobre Hammath, Stergión, la segunda de las ciudades volantes imperiales, alza el vuelo.
Comienza la construcción de la tercera de ellas, Eladar, en Letnur.

Se ha teorizado y debatido ampliamente sobre la función que se dio a ambas ciudades. La posibilidad de que también cumplieran un cometido como fortalezas móviles para transportar ejércitos o armamento pesado no se ha descartado.
De cualquier manera, por los restos que quedan de su primera encarnación en la Stergión actual, esta función militar parece poco probable.

-4052: La ciudad de Thaysak es arrasada por una fuerza desconocida. Se lanzan acusaciones cruzadas entre el imperio y el Kinsai Ubami afirmando que la aniquilación es el resultado de pruebas realizadas durante el desarrollo de nuevas armas en la zona.

-4032: Rayos venidos desde el cielo aniquilan los domos jonudi de Aldern, Banyaku, Vindaya, Sindagar y Livsay.

-4031: Los domos de Danyala, Hammath y Chaindar son destruidos por los mismos medios. En ambos ataques no queda nada vivo en la zona, ya sea humano o yunraeh.
Los domos, pese a estar dañados, permanecen en sus ubicaciones. Nada se sabe del destino de los jonudi que habitan en su interior.
Ninguno de los dos grandes bloques de poder se hace responsable de la autoría de estos ataques.
Comienzan a oírse voces que afirman que esos rayos provenían de los tayshari.

-4022: Los domos de Banyaku, Chaindar, Vindaya, Sindagar y Livsay se desvanecen hasta desaparecer de este plano.

-4015: Nityl confirma la existencia de otros planos y la posibilidad de que estos puedan ser accedidos por entidades procedentes del plano material. Se sospecha que en ellos podrían existir vida inteligente con una consciencia similar a la humana.

-3993: La nación de Quendapoa comienza a construir dispositivos para tratar de llegar hasta otros planos.

-3981: Comandada por la capitán neimani Velis Irkant, la nave Sartais parte desde Dawsbad en un viaje en el que pretende llegar hasta las colonias perdidas localizadas por Quesell.

-3980: Las provincias imperiales de Danyala, Hammath, Ésendal y Nusur se convierten en protectorados del Kinsai Ubami.

-3945: En un esfuerzo conjunto de las provincias imperiales de Nargión, se lanza la estación orbital Sigma.

-3850: Sigma logra romper la barrera que separa los planos y desaparece para no regresar jamás.

-3845: Se funda la orden religioso/militar de los Italerien. Su fundador y primer líder, Orgus Imstar, los define como los “defensores del bien común y lo correcto”. El apelativo que reciben por parte de los reinos no imperiales es el de inquisidores.

-3836: El imperio crea la primera especie viva diseñada en un laboratorio; los yann.

-3791: Las obras de Eladar provocan fricciones con los habitantes de la ciudad de Daiyashi. Las excavaciones para extraer minerales para la tercera ciudad volantes ponen en riesgo la integridad de la megalópolis.

-3760: Daiyashi es destruida aniquilando a todos sus habitantes.
Pese a que el Imperio no reconoce su participación en este evento, el Kinsay Ubami declara roto el Pacto de Salaq.

-3759: El continente de Nargión desaparece junto a la isla de Rayhosha y la antigua provincia peninsular de Letnur. Esta desaparición provoca nuevas consecuencias desastrosas a nivel planetario.
De la masa continental de Daegon se desprenden grandes porciones de terreno que forman las islas conocidas actualmente como Shatterd, Thurgold, Sembia, Norotgard y Mashlan.

Se ha tratado de buscar una relación causa efecto en los eventos sucedidos tras el descubrimiento de otros planos pero, de nuevo, el amplio lapso de tiempo que los separa quita verosimilitud a estas teorías.
Asimismo, la existencia de los yann o del mismo continente de Nargión también han sido puestas en duda por algunas escuelas de estudiosos.

Si atendemos a obras como el tratado de biología Hybris de la tecnóloga Ivnar Maláis (Letur, Baern -634,-587) los yann sí que habrían existido y habrían sido criaturas “fabricadas” para sobrevivir en otros planos y desaparecieron en ellos. Si fueron diseñados como exploradores o conquistadores es algo que no se puede confirmar.
Esta especie no habría necesitado de una apariencia o características humanas para ser capaz de cumplir con su misión.

Si, por el contrario, leemos el tratado militar Dalasu ifraeth (De ciencia y guerra) del estratega Sálat Kruanor (Lar Kain, Naltor -478,-431), dentro de su apartado de especulación histórica juega con la idea de un ejército de soldados perfectos destinados a reconquistar los territorios sublevados.

De cualquier manera, parece claro que existía una cierta competencia entre los grandes continentes. Mientas en Daegon parecían centrar sus esfuerzos en la recuperación de las colonias en otros mundos, en Nargión dirigieron su mirada hacia lugares aún inexplorados.
Por supuesto, esto no deja de ser una visión extremadamente simplista de la geopolítica del pasado. No existía nada parecido a un consenso “continental”, ni siquiera una unidad de criterio imperial al respecto de estas iniciativas. Existen documentos que demuestran, por ejemplo, que algunas provincias, como Kayuren y Dagorel, se negaron a participar en esa clase de experimentos, o a que se realizasen dentro de sus territorios.
Al mismo tiempo, dentro de los exploradores que orbitaban Daegon desde Sigma, se encontraba un científico de Kayuren (Igosal Nalús) junto a representantes de Dayshula (Jirmun Lohar), Ranndayr (Assai Amara) o de la provincia islena de Rayhosha (Namar Tólush).

¿Fue el éxito de Sigma en romper la barrera entre los planos lo que provocó la desaparición de Nargión?
Aún quedan demasiadas preguntas por responder y lagunas que llenar antes de poder extraer conclusiones.

Lo que sí que parece claro es que el Imperio ailanu había sobrepasado ya su mejor momento. La división entre sus propias filas era evidente y no se ocultaba. Airk, el autoproclamado “Dios protector” cada vez tenía una presencia menor en la vida política. Existen sospechas de que, para aquel momento, había muerto y este evento había sido ocultado por sus colaboradores más cercanos.

De nuevo nos encontramos antes un momento aparentemente clave para explicar los sucesos de los siglos por llegar sobre el que apenas se poseen datos clarificadores.
A día de hoy, las opiniones aún se encuentran muy polarizadas acerca de las acciones de cada uno de los bandos.
¿Fue la destrucción de Daiyashi un acto intencionado de agresión por parte del Imperio contra el Kinsay Ubami, o un accidente fortuito provocado por las excavaciones?
¿Hubo un intento real de negociación previo o una advertencia formal de lo que podía llegar a pasar?
¿Beneficiaba a alguna de las partes el clima de crispación?
Durante mucho tiempo se ha barajado la posibilidad de que la desaparición de Nargión y el resto de terrenos fuese consecuencia de una nueva arma de alguno de los grandes bloques. Según esta línea de pensamiento, el continente habría sido destruido como muestra de fuerza.
El regreso de Nargión hace diez años invalida esa teoría, la de su destrucción, aunque no la de un posible exilio forzado por los mismos medios.

La pérdida de Zulkien, uno de los grandes ideólogos de la Alianza significó un duro golpe para los neimani inmortales que quedaban en ella pero, pese a la ruptura de relaciones oficiales con el Imperio, la guerra que muchos temían aún tardó mucho en desencadenarse.
Un evento inesperado cambió de manera repentina las prioridades de todas las naciones de Daegon.

-3644: La Sartais regresa a Daegon encontrándose un mundo nuevamente en reconstrucción inmerso en una paz tensa.
La llegada de la expedición y su cargamento propicia una tregua. Entre su tripulación y pasaje se encuentran habitantes de las colonias de Máyandar, Gansaku, Hayashu, Tansaûl, Xanday, Niel , Síelt, Nimlur. También trae una nueva forma de vida, en apariencia híbrida, desconocida hasta el momento, las Nivar.

-3620: Desde la isla de Danquol parte la Arkat, la primera nave colonizadora, con destino a Gansaku.

La llegada de la Sartais disparó lo que se puede llegar a interpretar como una carrera por salir del planeta. En los años posteriores se construyeron cientos de naves que surcaron el espacio con destino a los nuevos-viejos mundos.
Paradójicamente, todos los intentos por mantener la paz que, pese a sus diferencias, habían mostrado los dos grandes bloques, no fueron trasladados fuera de Daegon.
La historia de las colonias apenas está documentada. Sólo existen retazos dispersos de visiones extremadamente parciales.

Lo que parece claro es que, si bien la colonización dio comienzo como algo amistoso para con quienes ya habitaban en aquellos mundos, las relaciones no tardaron en cambiar.
Desde Daegon se achaca este cambio de actitud a la belicosidad y “barbarismo” de los habitantes de los diferentes mundos, pero esta explicación se hace harto difícil de aceptar.
Las luchas de supremacía que en Daegon eran silenciadas por quienes ya habían presenciado demasiada destrucción a lo largo de sus longevas existencias, pero las que se libraron más allá de donde alcanzaba su mirada no parecieron afectarles en exceso. Las guerras por recursos y terreno, por choques culturales o por la simple ostentación del poder se convirtieron en el día a día de las colonias casi desde su mismo inicio.

-3514: Dagorel declara la guerra a Naragaz por las disputas que están teniendo sus respectivas colonias sobre los recursos de Xanday. El primero de los múltiples conflictos originados en las colonias que tiene su reflejo en una Daegon cada vez más fragmentada.

-3499: Se produce una nueva fractura en la realidad. Se abren fisuras dimensionales sobre Kanyen, Mashulanu, Thurgold, Danquol y Bettien.
Se desconoce la causa de este nuevo desastre así como los planos que se encuentran al otro lado de cada una de ellas. Se sospecha que algún ente o concepto procedente de los otros planos ya se haya filtrado hasta Daegon.
Bakmoor, uno de los hijos de Zulkien, habla ante el Alaís Dajir y sus homónimos en el resto de naciones para tratar de forjar una nueva alianza que estudie y controle las brechas. No tiene éxito en su misión, aunque sí que logra despertar el interés de cada nación por separado comiencen a investigarlas.

-3400: Thurgold comienza a sufrir cambios en su orografía. Su temperatura comienza a subir de manera anómala hasta lograr que su interior quede completamente desierto. Al mismo tiempo, varias cadenas montañosas afloran a lo largo de toda la isla.

-3351: La isla nación de Kanyen, quien más ha avanzado en el estudio de las brechas, desaparece. Se especula que puede haberse debido a un experimento fallido tratando de extraer energía de más allá de la fisura.
Se producen los primeros protestas contra la investigación de las grietas.

-3305: Una expedición narlussiana comandada por el explorador Egors Mislayanu descubre lo que afirma que es Gurudael, uno de los “siete picos”, las localizaciones mitológicas de las que “nacen” los dragún adai.

-3231: Se logra extraer por primera vez el espécimen vivo de una forma de vida extraplanar a través de la grieta de Danquol.

-3214: Se pierde todo contacto con Danquol. El espacio en el que se encontraba la isla deja de ser transitable. Se cree que continua en la misma ubicación, pero esta no es accesible por métodos convencionales.

-3149: Tres nuevas entidades extraplanares llegan hasta Daegon. Se desconoce si proceden de las grietas o de algún otro nivel de existencia, aunque se sospecha que puede tratarse de tayshari o kayain. Una de ellas, Korián, se estrella inconsciente en Mashulanu, confirmándose que se trata de kayain.

-3120: Bettien y todos sus alrededores son destruida una fuerza surgida de la grieta situada sobre ella. Se sospecha que los experimentos que se realizaban sobre ella provocaron que un kurbun centrase su atención sobre la ciudad.
Se generan los nuevos movimientos en contra de la investigación de las grietas.
El Kinsai Umabi crea el Rurón Ikigashi, el organismo que definirá la los protocolos de seguridad para la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías, al que se adhieren gran parte de las naciones.
El Imperio y varias naciones menores no reconocen su autoridad.

-3016: La provincia imperial de Jormún, Annail Torgú descubre lo que afirman que es el “constructo primordial”, el elemento/material/concepto de la cual surgió todo y sobre el cual se asienta la estructura de la realidad.

-3001: Annail Torgú afirma que, brevemente, ha logrado enlazar un componente material al constructo primordial en un laboratorio. Advierte de la alta inestabilidad y peligro de este tipo de operaciones, a la par que desaconseja su repetición.
El Rurón Ikigashi también advierte sobre los riesgos que acarrea la línea de investigación que está tomando el Alaís Dajir a la hora de afrontar futuras evoluciones.
Se producen serias tensiones diplomáticas a este respecto.

-2987: Se utiliza el constructo por primera vez en un experimento controlado en el la estación orbital Surliuma. El experimento pretende demostrar la validez de las teorías que se han formulado desde el Alaís Dajir alrededor del elemento.
El mundo queda sumido en la oscuridad. Todos los principios por los que se regía la ciencia ya no son válidos.